Introduccion



Me llamo Paco, soy artista y me dedico a crear miniaturas. Toda mi vida he vivido en torno al arte. Heredé esta habilidad de mi padre, que también fue artista y a los diez años ya fui reconocido por mis profesores escolares como artista autodidacta.
Todas mis obras se encuentran en el salón de mi casa que llamamos nuestro mini-museo y se esta haciendo cada vez mas pequeño, pero por falta de otro sitio donde exponerlas aquí se quedan de momento. Es por eso que mi pareja Anna decidió crear este blog y así exponer mis trabajos en miniatura para que todos los interesados en este tema puedan tener acceso a nuestro Minimundo virtual.
Todas mis obras son frutos de mi imaginación y a lo largo de vuestra visita os iréis dando cuenta de que una cosa muy importante para mi es darles vida a las miniaturas y lo conseguimos usando diferentes medios, como el movimiento por ejemplo, o efectos de sonido, agua corriente, fotografías y fotomontajes, etc.
Si a alguien le interesa obtener una de mis obras ya hechas, o desea encargar una obra, estoy a vuestra disposición. No tienen más que enviarme un email al correo que encontraran en mi perfil.
Gracias por vuestra atención y que disfrutéis de vuestra visita al Minimundo de Paco.

¡Atención!

El extenso contenido de este blog no se ve en solo una pagina sino que se divide.

Para seguir viendo el resto del blog, cuando lleguéis abajo, al final de la pagina, pinchad en:
Entradas antiguas y podréis seguir viendo la siguiente pagina. Y también podéis acceder a cualquier entrada desde el margen de la derecha, bajo “Etiquetas”.

Consultas, preguntas o dudas, ¡¡aqui!!

Si teneis una consulta, una pregunta o una duda sobre mis trabajos o una obra en particular, o si os interesa adquirir una de mis obras, os agradeceria mucho que me lo comunicaseis por email, bajo el tema "Consultas".
Mi direccion electronica es: elminimundodepaco@gmail.com

23 de septiembre de 2014

Lucha de gladiadores

En uno de mis paseos por el mercadillo del centro, encontré doce personajes de escala 1/10 más o menos, todos ellos miniaturas de luchadores de la WWE, de diferentes generaciones. Convertir las cosas en una de mis aficiones, y en este caso vi en ellos una representación de los afamados gladiadores de la Época Romana. Así que me los llevé a casa con la idea de convertirlos en luchadores serios, de los de antaño, que sin piedad, competían y se mataban entre sí, no sólo para sobrevivir, sino por el honor y la fama que esto les traía.
Una vez convertidos los personajes en gladiadores, necesitaba un escenario donde podían cobrar vida. Así que fabrique parte de una arena de lucha con polipropileno expandido. Fabriqué e incorporé una reja de madera imitando el hierro forjado, y con la ayuda de un poco de arena de la playa, pudimos recrear y fotografiar una escena de lucha entre gladiadores en miniatura.
Por favor, tened en cuenta que estos mini-gladiadores no están basados en personajes reales de la historia, sino que son personajes inventados… igual que en la WWE.
El personaje detrás de este gladiador rebelde y castigado, es el que llaman ‘Stone cold’ Steve Austin.
Venían dos ‘Stone colds’ en el lote, así que al otro le puse una barba larga para darle otra apariencia.
La expresión facial de algunos de estos personajes es ideal para convertirlos en luchadores serios. La cara del personaje de Trevor Murdoch es un perfecto ejemplo de luchador sanguinario y feroz.
Sin embargo, el antiguo muñeco de Jerry ‘The King’ Lawler, llevaba tal cara de pamplinas que no tuve más remedio que tapársela con un casco. Aun así, no me convencía para gladiador, así que se lo entregué a Murdoch quien se encargó de partirle la cara en dos.
Edge no es uno de mis luchadores favoritos de la WWE, sin embargo, el muñeco de Edge se convirtió en seguida en mi gladiador preferido. Este muñeco es de los buenos, el mejor del lote, de última generación, muy articulado y la viva imagen del arrogante y vanidoso luchador.
Bastista también es ideal como gladiador, y le sienta genial el casco de Centurión que le fabriqué.
Finley mostraba madera de lanista y entrenador, y ese es el puesto que le otorgué.
R. Truth llevaba esas trencitas que le caracterizan, pero que no pegan nada con los gladiadores, así que le tuve que ‘afeitar’ la cabeza. Tampoco me gustaba mucho la sonrisita que llevaba, por lo tanto lo destiné a morir en la arena, entregándolo a Batista.
Conocido como Bobby Lashly en el ring de lucha libre, su representante en miniatura muestra orgulloso las cabezas de dos conquistas.
Kennedy se gana el puesto de Pretor, por la expresión malvada de deleite que lleva en su cara.
A John Morrison le he puesto de lanista superior y mano derecha del pretor.
Ah, y no olvidemos al muerto decapitado. No tengo nada en contra de Triple H, por lo menos no lo tenía cuando luchaba. Pero el muñeco de este luchador es antiguo y no tiene mucha movilidad, por eso ha tenido que morir a manos de Edge.
Por último, el tigre que no vino con el grupo. Es algo pequeño, pero podría ser  porque es joven, un tigre adolescente domado desde pequeño quizás.
Creé estos estandartes romanos para incluirlos en el decorado.
El pretor observa entusiasmado y sediento de sangre, cómo los gladiadores luchan y se matan entre sí.
Normalmente, las luchas a muerte solamente ocurrirían en el Coliseo, u otro anfiteatro grande y repleto de espectadores. Algunas de las imágenes han sido retocadas para darle un aspecto de ludus, pero esto se ha hecho a propósito, para resaltar la obra en sí.
A continuación, algunas imágenes de lucha de los pequeños gladiadores. Algunas de las imágenes tienen un toque de Photoshop para darles más realismo, aunque los trabajos en miniatura y los personajes en sí, no han sido retocados por Photoshop en absoluto.
La luz natural en nuestra terraza nos permitió sacar unas imágenes más creíbles de estos gladiadores, mientras luchan bajo el sol.
Esta obra ha sido adaptada al número limitado de muñecos que forman parte de ella. De haber tenido más muñecos, o incluso más espacio, quizás hubiese construido el Coliseo entero. Pero todo tiene sus límites.

Hasta la próxima!